Journée d’étude du 6 juin. A. Arancibia et B. Mora

Dos ríos para una ciudad: Estrategias de poblamiento fenicio-púnico en la Bahía de Málaga y su trasterra

En la inevitable confrontación entre las fuentes literarias antiguas y la documentación arqueológica, los primeros momentos de la presencia fenicia en la Península Ibérica (y Baleares) son todavía un terreno abonado de discusión. A los ya conocidos hallazgos de Huelva y los más recientes de Cádiz, más allá de Las Columnas, hay que añadir los igualmente novedosos de Málaga, tanto los de Alcorrín (Manilva) como los de La Rebanadilla, en la desembocadura del río Guadalhorce. Este poblado fenicio, cuya cronología – según análisis de C14 – se sitúa en el siglo IX a.C., otorga a la Bahía de Málaga un puesto privilegiado en la ruta a Gadir. En realidad la importancia de los territorios malacitanos en este proceso ya había sido puesta de manifiesto hace años en los entornos de los ríos Vélez y Algarrobo (Toscanos, Morro de Mezquitilla) y, más tarde, en el Guadalhorce (Cerro del Villar). La importancia de este último se debe también su la posición estratégica, pues es el principal río, en parte navegable en época antigua, de la Andalucía oriental y la mejor vía de acceso a las ricas campiñas y cotos mineros del interior bético.  En la captación de estos recursos es fundamental el papel jugado por las poblaciones indígenas de su entorno, tanto en la Hoya de Málaga (p.e. Cerro Cabello, Taralpe Alto), como en el Valle del Guadalhorce y su entorno (Cártama, Cerro de la Virgen, etc.).

Desde al menos la segunda mitad del siglo VI a.C. – si es que no se considera un claro indicio en ese sentido la ubicación del poblado de San Pablo – el entorno del Guadalmedina y la colina de la alcazaba malagueña adquieren un papel relevante, como vienen a demostrar la presencia de instalaciones metalúrgicas y, sobre todo, del santuario. Su estructura, la presencia de pavimentos de conchas y, especialmente, de altares en forma de piel de toro se asocian a un asentamiento cuyo carácter fenicio resulta incontestable.

Las estrategias de poblamiento fenicio en la Bahía de Málaga tienen un punto de inflexión claro en el siglo VI a.C. El abandono del mencionado santuario, a inicios de esta centuria, coincide con la aparición de sólidos sistemas defensivos, estructura urbana y necrópolis, incluidas tumbas monumentales. Malaka arranca ahora su andadura como una de las poleis fenicias occidentales ejerciendo un papel hegemónico en la Bahía, donde el Guadalhorce sigue manteniendo un alto valor estratégico. Su desembocadura como ámbito industrial, agrícola y pesquero, mientras en la ruta terrestre que luego sancionará la vía romana destacan dos yacimientos, el primero un santuario rural de frontera vinculado a Malaka: el Cerro de la Tortuga, y el segundo el oppidum ibérico de Cártama, la futura Cartima romana.

La abundante presencia de cerámicas griegas (p.e. en la necrópolis cartimitana de Huerta Judío), tiene su correspondencia con el tipo y características de los materiales recuperados en el entorno del Museo Picasso-Málaga, teatro romano, y gracias a hallazgos de lo más recientes en zonas ya alejadas del enclave urbano antiguo como es el caso de Martiricos, en la margen derecha del río Guadalmedina. Este hallazgo, junto a otros ya conocidos como los del El Ejido al norte de la ciudad y Carranque-Juan XXIII al oeste, demuestran el control de la ciudad sobre buena parte de su entorno más cercano, que se verá sancionado tras la conquista romana.

  • ARANCIBIA ROMÁN A. y FERNÁNDEZ, L.-E., “El Periodo fenicio arcaico en la Bahía de Málaga”, Diez Años de Arqueología Fenicia en la Provincia de Málaga (2001-2010). E.García Alfonso (ed.)Málaga, 2012, pp. 49-66.
  • ARANCIBIA ROMÁN A. y ESCALANTE AGUILAR M.M., “La Málaga fenicio-púnica a la luz de los últimos hallazgos”, Mainake, 28, 2006, pp. 333-360.
  • ARANCIBIA ROMÁN A. y MORA SERRANO B., “Malaka de enclave colonial a las puertas del estrecho a polis fenicia occidental en el sudeste de Iberia”, Gadir y el Circulo del Estrecho revisados propuestas de la arqueología dese un enfoque social, J. C. Dominguez Perez (ed.), Cádiz, 2011, pp. 175-186.
  • ARTEAGA MATUTE O. ,“La “polis” malacitana. Una aproximación desde la economía política, las relaciones interétnicas, y la política económica referida al intercambio comercial”, WULF, F., CRUZ, G. y MARTÍNEZ, C. (eds.), Comercio y comerciantes en la Historia Antigua de Málaga. Málaga, 2001, pp. 203-275.
  • AUBET SEMMLER M.E., “El sistema colonial fenicio y sus pautas de organización”, Mainake 28, 2006, pp. 35-47.
  • DELGADO HERVÁS A., “Cerro del Villar, de enclave comercial a periferia urbana: dinámicas coloniales en la bahía de Malaga entre los siglos VIII y VI a. C.”,  D. García Rubert – I. Martínez Moreno – F. Gracia Alonso (ed.), Contactes, indigenes i fenicis a la Mediterrània occidental entre els segles VIII i VI ane. Actes du Simposi d’Arqueologia d’Alcanar, Alcanar 2008, pp. 69-88.
  • FERNÁNDEZ L. E., SUÁREZ J., NAVARRO I., CISNEROS M. I., MAYORGA J., RAMBLA A., ARANCIBIA A., y  ESCALANTE M. Mª., “Un poblado indígena del siglo VIII a.C. en la bahía de Málaga”,  AUBET, Mª. E. (coord.) Los fenicios en Málaga, Málaga, 1997,
    pp. 215-251.
  • GRAN AYMERICH J.Malaga phénicienne et punique: recherches franco-espagnoles 1981-1988, Paris, 1991.
  • LÓPEZ CASTRO J. L. y MORA SERRRANO B.,  “Malaka y las ciudades fenicias en el occidente mediterráneo. Siglos VI a.C. – I d.C.”, Mainake 24, 2002, pp. 181-214.
  • MORA SERRRANO B. y ARANCIBIA ROMÁN A., “La Bahía de Málaga en los periodos púnicos y romano republicano: Viejos problemas nuevos datos”, Mainake 31, 2010, pp. 813-836.
  • SUÁREZ  J. et al., “Territorio y urbanismo fenicio-púnico en la Bahía de Malaga, siglos VIII-V a.C.”, J.L. López Castro (ed.), Las ciudades fenicio-púnicas en el Mediterráneo Occidental, Almería 2007, pp. 209-232.

Ana Arancibia Román
Arqueóloga de la Delegación de Cultura en Málaga.
Junta de Andalucía, Málaga, España

Bartolomé Mora Serrano
Universidad de Málaga, Depto. Ciencias Históricas
Campus de Teatinos, s/n
E – 29071 Málaga, España


Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.